La ficción de la vida

Como aficionado a la ciencia ficción uno de mis argumentos de libro, serie, película o videojuego favoritos es el escenario de un mundo post apocalíptico tras un impulso electromagnético a escala global, o erupción solar, o ataque alienígena, o lo que sea que imposibilita el uso de tecnología a corto, medio (y si es a largo plazo, más interesante aún)

En particular me gusta mucho los que ese apocalipsis se normaliza, y la gente sigue con su vida, con sus trabajos como repartidores de correo urgente en bicicleta, mecánico de bicis, cocineros y un largo etcétera.

Con mis 36 primaveras, aún me permito el lujo de pensar como sería la vida así...

¿Sería capaz de sobrevivir?

¿Sería como retroceder 100 años o más no?

Luego, inevitablemente me acuerdo de mi profesora de historia Lola, que consiguió que me interesara mínimamente por el pasado, ella no se limitaba a repetirnos la manida frase "Quien olvida el pasado está condenado a repetirlo", más bien nos enseño "Quien conoce bien el pasado es capaz de predecir en cierta medida el futuro y mejorar así su presente".

Una mirada al pasado

Me he dado cuenta de que nuestra tolerancia a la desaceleración de la evolución tecnológica e industrial es muy caprichosa, o más bien atiende a caprichos de terceros sin que nosotros siquiera nos lo planteemos.

De los siguientes avances por los que pregunto, algunos, SÍ estaban inventados hace 100 años, pero su uso no estaba al alcance de todos ni mucho menos, otros directamente no estaban ni inventados.

¿Te imaginas vivir sin televisión como hace 100 años?

¿Te imaginas vivir sin frigorífico en casa como hace 100 años?

¿Te imaginas vivir sin internet como hace 100 años?

¿Te imaginas vivir sin electricidad en tu casa como hace 100 años?

¿Te imaginas trabajar 8 horas al día como hace 100 años?

Exacto... esta última pregunta duele... :S

Jornada laboral de 8 horas

Hace algo más de 100 años, en España hubo una huelga conocida como la Canadiense (nombre como se conocía a la empresa eléctrica Barcelona Traction, Light and Power Company, limited ).

Uno de los motivos (que no el único) por el cual esta huelga se llevó a cabo, fue que los avances tecnológicos e industriales permitían tener una jornada menor manteniendo la productividad.

El decreto de 3 de abril de 1919 se fijó la jornada máxima de ocho horas diarias, siendo España el primer país del mundo en establecer por ley la jornada laboral de ocho horas.

Aplicando el mismo principio o motivo. Tras el BOOM informático y de internet que sin duda, en muchísimos aspectos a mejorado la productividad en mayor medida de lo que jamás ha visto la humanidad... ¿Porqué seguimos trabajando 8 horas?.

Datos actuales

Solo es necesario una búsqueda en la red para encontrar los siguientes datos, hacen falta unas pocas si quieres contrastarlos.

En España se destina en promedio anual 1.691 horas a trabajar (sin contar las horas extras no remuneradas de las que habéis estado oyendo hablar últimamente) en Alemania 1.347 horas, lo cual es un 20,71% menos de media.

Si bien es cierto que Grecia destina aún más que España (No voy a poner solo los datos que me interesan).

Según la empresa Workmeter, cuya especialización es la eficiencia empresarial, en promedio, los trabajadores españoles pasan en su puesto de trabajo diariamente 9 horas y 19 minutos, pero la productividad es sólo de 6 horas y 34 minutos, lo que supone un 30% de pérdida.

Compromisos y Soluciones

Como ves, no soy un loco insensato, se pueden escarbar para más datos, yo he puesto estos por parecerme los más relevantes. Es decir, horas y producción.

Partiendo de la base, de que ya se hizo hace 100 años por motivos muy parecidos, creo que el momento histórico ha llegado, hace 100 años hizo falta una huelga, y muy posiblemente haría falta otra ahora, pero con la actual segmentación de los sindicatos, sindicalistas y sindicalistos, podemos esperar sentados a que luchen por este hito.

Como la huelga parece difícil de encajar en la actualidad, se podrían buscar otras vías, como por ejemplo el Marketing. Si la empresa MoloMasQueTú implanta un horario de 6 horas, demostrando que se puede, que sus trabajadores no solo mantienen la productividad sino que la aumentan, y que les va mucho mejor, las empresas que molan menos poco a poco irán siguiéndolas (o no).

Lo que está claro es que en el mundo del desarrollo existe una competencia feroz para atraer talento, y ya hay empresas que ofrecen jornada intensiva (7h) todo el año, estas empresas al ser solo unas pocas sin una cantidad grande de desarrolladores, todavía no han marcado tendencia.

No obstante, considero que luchar por una jornada de 6h es más coherente, no solo porque la evolución tecnológica ya lo permita, sino también porque no dejamos de ser obreros, obreros que usan el teclado en lugar del pico y la pala, pero obreros al fin y al cabo, con cierta ventaja sobre otros obreros.

Somos pocos y necesitan mucho, así que podemos exigir y marcar tendencia.

Otro motivo para las 6 horas aunque no nos afecte directamente son los turnos de 24h, existen empleos en los cuales hay que cubrir un puesto 24h al día 365 días al año, actualmente con el turno de 8h, se cubre con 3 personas, con 7h de jornada las cuentas serían un lío tremendo, con 6h lo cubren 4 personas y ya está.

Por último y lo más importante:

Conciliación y Felicidad

Turnos de 6 horas nos permitirían conciliar de verdad, a todos, sin excepción, no solo a los que somos padres, las personas que no tienen hijos también tienen derecho a conciliar.

Los que somos padres podríamos llevar y recoger a nuestros hijos del colegio, podríamos pasar tiempo con ellos, (y no me vengas que importa más la calidad del tiempo que la cantidad, todo tiempo que paso con mis hijos es de calidad, TODO).

Los que no tienen hijos, tienen vida, serán más felices, ¡más sanos!

Conclusión

En cuanto dos o tres empresas medianamente grandes implanten este método y no solo demuestren que funciona, sino que funcionan mejor y que además no tienen problemas para encontrar talento.

Es muy posible que el resto los vaya siguiendo por pura necesidad, mientras tanto solo nos queda o bien proponer de manera incansable este tipo de soluciones, o bien esperar a que lleguen solas o bien hacer lo que se hizo hace 100 años.

Conclusión de la conclusión

Puede que sea un loco soñador, sin valor para iniciar una revolución porque al fin y al cabo, disfruto de jornada totalmente flexible que como alternativa a las 6h pues, bastante mejor que la media...

Pero al final todos tenemos algún motivo para ser unos comodones, y al paso que vamos, dentro de poco los hijos de mis hijos disfrutarán de inteligencia artificial en las zapatillas que les llevará a trabajar 8h al día...